lunes, 14 de enero de 2008

Everest, Everest, y el burro no lo ves


Allí estaba Sir Edmund Hillary, mascando tabaco del de fumar, a 50 metros escasos de la definitiva gloria.

El punto más alto del titán estaba a punto de ser hollado por primera vez.

En esos delicados momentos no cabía tampoco el menor error. Sir Edmund Hillary respiró hondo-ya que no llevaba botella de oxígeno-le dio otra vuelta a la bufanda alrededor de su cuello y aguzó sus finos instintos. Pensó en Auckland, en su familia, y absolutamente decidido reemprendió la march


-No es por ahí.*

-..Dime Tenzing?

-Que no es por ahí coño.*




(*) Originalmente en kāgate**

(**) Y que sí. Que es una lengua.


3 comentarios:

Lady Hillary Edmund dijo...

Nunca se habló de la tendencia sexual de Sir Edmund Hillary.

Se podría hacer un libro.

O media página, por lo menos.

Anónimo dijo...

mu gueno

teje... y toma jarsei de tu madre dijo...

está guapo, jaja