martes, 29 de enero de 2008

Previously

La vida esta llena de círculos, que como los anillos olímpicos se entrecruzan, pero solo puedes avanzar cuando cierras un circulo, a veces esto es simple, es un cambio de trabajo, de piso, de ciudad, de pareja, digo simple porque es un único cambio, otras veces hacemos como la avestruz y no avanzamos, pero otras veces, se te presenta en la vida varios aspectos que por separado no son nada, pero que se enlazan en algún punto y como si fuera un único camino estas obligado a seguirlo, pues bien este blog es el camino que estoy obligado a seguir, os explico el porque.

Primera circunstancia:
Hará casi dos meses se me dice que existe este blog, los 6 samuráis gays, como tantas otras iniciativas frikis (o como se escriba) no le hago mucho caso.

Segunda circunstancia:
Hace un mes, más o menos, me encontré un antiguo amigo que no veía desde los 14 -15 años, aunque el chico nació aquí sus padres eran japoneses y digo eran porque cuando me lo encontré iba al funeral de su padre, aunque hacía muchos años que no lo veía le guardo cierto cariño y por lo que ví el también a mi, así que decidí ir con él; yo creo en un muy pocas cosas, pero si creo en aquellos detalles, personas, pensamientos, actos... que cambian tu rutina, en este caso acompañarle implicaba algo nuevo (triste probablemente) pero nuevo.
Era el primero entierro al que iba, funerales por desgracia varios, pero entierro el primero y creo que estaban todos los japoneses de Barcelona y más. Bueno… Voy al grano, no sabia que en Japón hay la tradición que el hijo primogénito debe honrar la muerte de su padre en un entierro con un discurso, así que me sorprendió cuando subió, luego él me lo comentó y de todo lo que dijo me llamo la atención una frase hecha, que parece ser es típica por allí: " Realmente solo podemos amar a los que conocemos y solo conocemos a alguien si conocemos sus miedos" (supongo que en Japonés es más poético)

Tercera circunstancia:
Llevo ya un tiempo yendo al Psicólogo, nada nuevo, ni tampoco muy interesante, lo normal: el padre, la madre, mi vida sexual, el amor, las responsabilidades, el fracaso, el trabajo... lo dicho lo normal, pero poco antes de encontrarme a mi amigo japonés empezamos a hablar de los miedos. Me acuerdo que yo le dije que el amor y el odio son la misma energía, pero que es el odio el que mueve el mundo, aunque solo sea por la forma de ser canalizada, con amor no se gana ninguna guerra y con odio no se hace ningún poema. Ella me respondió " te quedas en la superficie, tanto el amor como el odio nacen de los miedos" "todos tenemos miedos y son universales, son como habitaciones mágicas, si las dejas cerradas se agradan, crean habitaciones más pequeñas dentro de si y acaban siendo castillos, ¿Cuáles son los tuyos? " no se que cara puse y me dijo, escribe lo que quieras, un poema, un cuento y me lo traes"

Tercera circunstancia
Que conocí poco después, el padre de mi amigo era el Presidente de un empresa Internacional con sede en Japón que se dedicaba en parte ha hacer espadas y su hobbie principal era coleccionar, reparar, cuidar espadas de samuráis, de los siglos XVI y XVII

Cuarta Circunstancia
Esta es la circunstancia que cierra el círculo y hace que este blog forme hoy parte de mi camino.
Le Lleve a mi psicóloga unos poemas, escritos recientemente, estuvo casi media hora de la sesión leyéndolos, cuando acaba me dijo "esta bien..." Os aseguro que no me lo esperaba, pero como os he dicho antes no creo en muchas cosas y de igual forma que no creo en lo que dice una mujer en la cama, tampoco creo en lo sincero y directo que puede ser una psicóloga, eso si ambas me excitan. Ya me he perdido... Vuelvo al grano, a parte de eso me dijo, creo que es momento que avancemos ,así que vamos a cambiar un poco las reglas, a partir de ahora seré yo quien diga de que hablamos en cada sesión y segundo: no soy mujer, no soy tu madre, no te quiero ni te querré nunca. )Lo de la madre, lo entiendo es psicóloga y debe hablar de los padres, pero con el resto me perdí un poco) Y creo, continuo diciendo, que te iría bien que abrieras las puertas de tu mansión, no trayéndome a mi tus poemas, si no escribiéndolos y mostrándoselos a la gente ¿De acuerdo?

Así que aquí estoy, yo, el japonés, mi psicóloga y mis miedos, sinceramente esto forma parte de mi terapia. Nuestra relación (me refiero a los 6 samuráis y yo), nos lleva básicamente a mirarnos el ombligo, no nos caracterizamos por la sensibilidad, ni por la empatia ni por la confianza, pero es cierto quizás no pueda abrir todas mis habitaciones, pero a lo mejor puedo cambiar el color de algunas y quizás vosotros tengáis los colores que necesito.

12 comentarios:

El Samurai Entiende dijo...

A mí me encannnta decorar habitaciones.

Takezo, esto promete. Eres tan gay!



-Samurais blandid las katanas!
Y la mía también!!

Takezo Sensei dijo...

Nos lo vamos a pasar muy bien amigo, Are you ready to play?, Switch me on baby

Salva a la porrista dijo...

Tu colega se llama Hiro Nakamura??

Ronin dijo...

Bueno, yo no suelo escribir porque no tengo mucho tiempo, pero leo, que eso es rapido, sobretodo cuando igualmente no lo vas a entender, asi que adelante, usanos todo lo que necesites...

Por otra parte, puestos a leer cosas surrealistas, oniricas y demas sinsentidos como las que nos tiene acostumbrados nuestro samurai entendido, es bueno tener, al menos, una explicación...

Eh, y que a mi me gusta, que conste... pero mejor que no se entere, no sea que se anime...

Takezo Sensei dijo...

The flightman¡¡¡¡¡¡¡

no es cuestión de ser o no onírico o surealista, es cuestión que de colores y habitaciones, vosotros tenéis los conocimientos que yo necesito y como no tengo el don que tiene Peter Petrelli, mi camino disléxico me lleva aquí...

albatros dijo...

Bienvenido, Takezo. Siempre es un honor compartir círculos contigo, amigo. Siempre. Y siempre hay momentos para nuevas epifanías.

Ahora me has hecho dudar, con el último párrafo. Creía que, aunque sea un maldito egocéntrico, algo de empatía sí que siento...

BorjaMari dijo...

Por qué las tres primeras circunstancias tienen dos puntos antes de la explicación y las circunstancias tercera (la segunda tercera, para aclararnos) y cuarta no?

No tendrá que ver con un deseo oculto?

La Revolución dijo...

No pájaro, no pareces tener mucha.

En caso de que así fuera lo primero en preocuparte nunca hubiera sido que pudieran tacharte precisamente de carecer de ella, sino el qué puede sentir alguien para hacer una afirmación como esa.

El amor por el ojo dijo...

Pues yo estoy con Albatros.

Ha empezado como muy rudo este chicarrón no? Faltando y eso.

Pues que le den por el culo!!


Aunque bueno.. si eso ya le damos nosotros mismos.

anónimo circular dijo...

Yo tambien estoy con Albatros. Me ha llegado muy hondo eso de compartir culos en círculos.


Decía eso, no? es que lo he leído un poco en diagonal por aquello de las prisas.

Takezo Sensei dijo...

Gracias a todos, sobretodo a los 5 últimos comentarios por reafirmar mi último párrafo, veo que tengo un trabajo duro y necesario por delante.
En relación a la empatía en mi próxima entrada, hablaré de ella. No te preocupes Albatros no eres el único de los samaurais de quien no se ha enamorado esa furcía.

I love Rouco dijo...

Ojalá gane el PP y acabé con toda esta basura de gays que pierden el tiempo difundiendo sus pesares por estas vías.