viernes, 1 de febrero de 2008

El círculo y mi cuello

Hoy muchas ganas de escribir no tengo,las pastillas que me dan son un poco fuertes y a veces me hacen perder la perspectiva, pero es necesario para que el círculo no se vaya cerrando donde no debe.
Como dice mi psicóloga "Takezo no es cuestión de coger el camino más corto o tortuoso o largo, si no encontrar el ritmo apropiado y descubrir cada paso.
¿Pero que carajo de ritmo? que caminos? Que pasos? quizás son esta mierda de pastillas, quizas no...
paciencia pequeño samurai, paciencia. Empezemos por aquí.

Ya he visto por el blog algunos colores, o habitaciones, pero nada nuevo a que enfretarme, pero si a lo más difícil que hay para mi, como bien ha mostrado I Love Rouco en su comentario, homenajenado sin saberlo a Jean Baptiste Grenouille.

Lo dicho no tengo muchas ganas de escribir así que hoy dejo solo un poema a la espera de poder hablar de la empatía y de mi querido deborador de perfumes...

Mi metamorfosis es volverme simple al amarte
No soy el mejor papel para envolver un regalo
Pero soy el mejor regalo.

Soy temeroso por miedo
y por miedo a equivocarme me equivoco.
Es simple.

Me corrijo: puedo ser el mejor regalo
Si no incluyes el papel que lo envuelve.

No se sufrir y sufro para no tener que ser sufriendo.
Es cristalino el mar que ves revuelto
Pero el mar es siempre agua.

Soy simple al amarte y cursi al expresarme,
pero el amor lo es todo, si no lo quieres todo

Puedo equivocarme, pero soy simple porque te amo.

Es simple el regalo. No quiero jugar al escondite, no quiero recorrer distancias,
No quiero temer perderte.

Perdona si me repito, quizás el papel debería ser más simple,
pero si no te gusta, que no sea por como es el regalo.

1 comentario:

la paloma coja dijo...

mucho miedo hay en este poema, el miedo puede ser una excusa, si no lo es siempre