lunes, 11 de febrero de 2008

La mancha negra

Sabiendo que su fin estaba cerca, el viejo Long John Silver no quiso cambiar su rutina y, como cada día se sentó a tomar el sol de las doce mientras se abandonaba entre recuerdos de los días en que surcaba los mares del Caribe junto a su fiel amigo Jim Hawkins a bordo de la Hispaniola.

Recordaba cómo aquel mozalbete iba creciendo poco a poco mientras, entre risa y anhelo, jugaba entre sus piernas y se iba convirtiendo en un marinero experimentado pese a su corta edad.

Pero con el paso de los años una nube empezó a entelar la alegre mirada del joven grumete. El brillo en sus ojos iba mudando de estrella y la desazón se apoderó de él. Long John Silver sabía que el joven Jim quería más. Ser marinero no le bastaba.

Durante muchos años supo que él era la única persona que mantenía anclado a Jim Hawkins a aquel pasado. Por eso no se sorprendió cuando llamó a su puerta esa misma mañana y le entregó la infame mancha negra.

Jim Hawkins por fin se había convertido en un piraata.

5 comentarios:

albatros dijo...

Borjamari, ¿es cierto lo que se comenta de las fotos que cuelgas en el blog? ¿Es verdad que el protagonista sueles ser tú, con un ligero cambio "photoshop" en la cara para que no se te reconozca? ¿Te apretaba mucho la ropa de pirata?

I love Rouco dijo...

Después de varios días de obligada ausencia por compromisos que van más allá de la compresión de los lectores y los escritores de este blog, me asombra comprobar que propasado el mal gusto por los relatos ya se ven con la autoridad de publicar fotos de alto contenido sexual. Vuelvo a pedir que se me devuelvan mis fotos de mi estancia en el seminario de córcega, dónde en el tiempo libre nos dedicávamos a ser conquistadores del mediterraneo, todo con un aire inocente.

lágrimas de mar dijo...

me encanta esa foto

;)

un besazo enorme, gracias por pasar

lágrimas de mar

BorjaMari dijo...

Sr. Albatros: de muchos rumores está al tanto usted. No me estará saliendo un poco marujilla?

Sr. I Love Rouco: yo tambien le quise a usted durante el seminario. Me pesa en el corazón ver que intenta esconder nuestra amistad profunda.

Srt. Lágrimas de Mar: eres tu de verdad? Un beso y una onza de chocolate.

Gracias a todos

Marisabidilla dijo...

Por Dior!! ¿Quién es ese hombre que me hace sentir mujer?