miércoles, 26 de diciembre de 2007

Y un cagao patí

Sabes diferente que mi, y encima te explicas mejor.
Cada vez que te rebato, más hundido en la espiral, más difícil de salir, más a huevo para ti.
De mierda hasta el cuello cabe retroceder, y que manera más honrosa que compartiendo lo que más tienes.
Así que, después de dejar un pequeño instante de incerteza vacía, sueltas con elegancia:
"Y un cagao patí"
Y te vas a casa tan ancho y con menos mierda, ...... aunque con mierda.

3 comentarios:

Carmine dijo...

A mi esta entrada me recuerda un poema que oí hace muchos años y que se me quedó grabado inmediatamente.

Dice así:

En tu puerta me cagué
pensado que me querías.

Ahora sé que no me quieres,
devuélveme la mierda
que es mía.

Lefa y faz dijo...

Un escrito sinceramente brillante.

Horcajadas dijo...

Por favor sr Teje, tenga en cuenta la especial sensibilidad que nuestro colectivo sufre respecto al delicado tema de la mierda.