miércoles, 2 de enero de 2008

Hambre

Durante las navidades del año pasado vi un reportaje sobre el hambre en África. El ver a esos pobres niños pasando hambre me hizo reflexionar y para estas últimas navidades decidí apuntarme a un campamento de colaboración en Sudán. El hambre estaba muy presente. Yo, sin ir más lejos iba como loco y me comí una polla enorme (y luego otra y otra más). Y es que no sé que tiene esta gente que te dan ganas de ayudar. Serán las fechas...

2 comentarios:

El Samurai Entiende dijo...

Tenemos cierta suerte de coordinación. Cuál ha sido mi sorpresa al ver su entrada y al comprobar el tema que desarrolla!

Está hecho usted un genuino cerdo con pintas.

El Samurai Entiende dijo...

-Samurais, blandid las katanas!
Y la mía también!!-

Joder, que siempre se me olvida.