lunes, 7 de enero de 2008

Cuentos de la Caja de Kleenex


Ayer hacía tanto frío afuera que me quedé dentro de casa recogidito en el sofá, tapado con una manta de la cual solo salí para hacerme una sopita y un té de manzana. Eso, unos DVDs y una caja de kleenex era todo lo que me hacía falta para pasar un domingo solitario.

2 comentarios:

Admirador de la bohemia dijo...

Té de manzana!

Eso es tann cool. Qué mono.

Gladiador pasivo dijo...

Los DVDs no serían "La caida del Imperio Romano" y "Gladiator", verdad?